Imagen de Karla de los Ángeles M.P
Tengo miedo
de Karla de los Ángeles M.P - martes, 13 de marzo de 2007, 09:23
 
Soy estudiante del último semestre de matematicas, amo las matemáticas, es lo que siempre me ha llenado (al igual que la poesia). Siempre fui buena estudiante, precisamente, por amar lo que hacía. Este último semestre, estoy viendo una sola asignatura, la última de la carrera pero se me ha hecho tan difícil y no por mí, sino por el profesor. Tengo miedo, esta semana tengo que presentar las últimas evaluaciones y para poder aprobar necesito sacar la nota máxima en esas pruebas, he estudiado mucho pero aún así, tengo miedo, el profesor corrige de una manera muy estricta, estoy de acuerdo que la matemática es exacta y que un mínimo error puede traer consecuencias nefastas cuando lo aplicamos a la realidad, pero no acepto que me niegue la oportunidad de rectificar mis errores. Ya no me importa si me gradúo o no con honores, lo que quiero es aprobar la asignatura con la nota mínima aprobatoria, es decir 65 puntos, faltan 40 por evaluar y solo tengo acumulado 30. Tengo miedo, mucho miedo, no puedo dormir, no puedo comer, no puedo estar en paz, tengo tanto miedo, nunca en mi vida me había sentido así. He intentado hablar con el profesor pero me da mucha vergüenza. Anoche tenía que dar un examen y me puse tan nerviosa que me dolía el pecho y me puse a llorar, no sé si me explique pero sentí algo tan feo que por un momento creí que me iba a morir, en el aula habían pocas personas y las veía concentradas en la evaluación y yo temblando y sudando frío, hice lo que pude pero no fue suficiente, sé que salí mal... De verdad, tengo miedo, me estoy muriendo por dentro... Nunca he creido en oraciones, pero anoche no dormí en toda la noche orándole a Jehová... No sé que hacer, no tengo paz, tengo miedo......... Mis amigos cristianos dicen que la oración tiene poder, por favor, ayúdenme con su oración.
Imagen de Israel Tapia
Re: Tengo miedo
de Israel Tapia - martes, 13 de marzo de 2007, 13:34
 

 

--Para los hombres es imposible --aclaró Jesús, mirándolos fijamente--, mas para Dios todo es posible.

 

Entonces no se trata solamente de lo que dice los Cristianos sino de lo que Dios promete. Su palabra esta por encima de las matemáticas porque el hizo lo que es de lo que no se veía.

 

Dios quiere que usted sepa que usted no es un accidente y que su vida no es una casualidad. Nada mas exacto que esta verdad.

 

¿Qué significa ser un cristiano? Todos queremos ser felices. Las personas intentan serlo, principalmente, de tres maneras diferentes.

 

Algunas personas buscan la felicidad adquiriendo posesiones. ¡Consiga, consiga! ¡Consiga todo lo que pueda, enlate todo lo que consiga, siéntese en la lata y estropee el resto! Ésa es la filosofía de muchas personas. "Yo seré feliz si consigo más cosas."

 

Algunas personas buscan la felicidad en el placer. Ellos prueban esta droga o esa píldora o esa experiencia o ese viaje--buscando placer para darle significado a la vida.

 

Algunas personas buscan la felicidad ganando prestigio y poder. Ellos piensan, "Simplemente me gustaría, si sólo fuera famoso, si yo fuera popular, entonces sería feliz en la vida."

 

Pero la realidad es, que la verdadera felicidad viene cuando se comprende que no es el placer, o las posesiones o el poder. Sino en comprender mi propósito. Allí es cuando llega la verdadera felicidad. Entendiendo tu propósito en la vida. ¿Por qué está usted aquí?

 

¿Por qué estoy aquí? ¿Cuál es el problema? ¿Cuál es la solución? ¿Qué quiere Dios que yo haga?

 

La Biblia dice que fuimos creados por cuatro razones:

 

                1. Fuimos creados para tener una relación con Dios. En Gen. 1:27 dice “Dijo Dios, hagamos al hombre a nuestra imagen, a nuestra semejanza.” ¿Por qué hizo al hombre en Su semejanza? No somos como otra creación. No somos como los animales. Los seres humanos son únicos en el sentido de que somos creados en la imagen de Dios. ¿Qué significa esto? Nosotros tenemos un espíritu. Como resultado, podemos comunicarnos con Dios que es un Espíritu. Usted nunca verá un perro orando, nunca verás una vaca que da gracias por su comida.   Tenemos una habilidad de comunicarnos con Dios porque fuimos hechos a la imagen de Dios. Si  fuéramos hormigas no podríamos comunicarnos con Dios. Así que, tenemos un consciente moral, tenemos la libertad para escoger nuestra conducta y lo más importante, tenemos la habilidad de hablar con Dios.

 

La Biblia nos dice en Efesios 1, “Dios nos escogió en El antes de la creación del mundo,...  para ser  adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo,  según el buen propósito de su voluntad.”   Aun,  antes de que nacieras, Dios te tenía en Su mente y Él planeó que te adoptaría en Su familia. Él quiere una relación a largo plazo contigo. Fuiste creado para tener relación. Por eso, cuando las personas no desarrollan una relación con Dios, se han desviado de la gran razón para la que fueron creados. El plan de Dios para ti es más antiguo que el plan para el mundo. Aun antes de que Él hiciera la tierra Él te tenía en Su mente. ¡Esto es lo que llamo planificación a largo plazo! Eso es cuánto le importas a Dios.

 

                2. La segunda cosa que la Biblia dice es que fuimos creados para ser como Cristo. “Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó,” la Biblia dice, “para ser transformados según la imagen [o la semejanza] de Su Hijo, para que Él sea el primogénito entre muchos hermanos.” Cuando Dios hizo a Adán y a Eva la primera tentación que Satanás dio a los seres humanos fue “Si comes la fruta serás como Dios.”   De hecho, él dijo, “Serán dioses.” Esa ha sido, desde entonces, la tentación. Satanás nunca te tienta para que seas como él. Satanás te tienta para que pienses que eres Dios. Esa es la tentación más antigua. Tu nunca vas a ser un dios.   Tú nunca vas a ser Dios. Pero la Biblia enseña que puedes ser como Dios. ¿Qué significa eso? En carácter, teniendo el amor de Dios, la alegría de Dios, la paz de Dios, la paciencia de Dios.      nunca serás Dios o aun un dios. Pero puedes ser como Dios en carácter y esta es la meta de Dios.  Desde el mismo principio El nos predestinó para ser conformados a la semejanza de Su Hijo.

 

Romanos 8:29, paráfrasis del Mensaje, “Dios supo lo que Él estaba haciendo desde el mismo principio. Él decidió en el comienzo formar las vidas de aquéllos que lo aman en las mismas líneas como la vida de Su Hijo. Nosotros vemos la forma intencional original de nuestras vidas en Él.” La Biblia nos dice en 1 Corintios 15 “Así nosotros, somos  ahora como Adán, el hombre terrenal,  así nosotros seremos algún día como Jesucristo.”

 

¿Cómo irá a suceder esto?  Jesús dio una vislumbre de esto cuando El regresó a la tierra después de Su resurrección y nosotros lo vimos en Su cuerpo resucitado. Jesús tenía un cuerpo después de la resurrección. Pero era diferente del nuestro porque Él podía atravesar paredes (Un tipo de  desmaterialización – como un transportador). Los discípulos reconocieron Su cuerpo; pero era más que sólo un cuerpo físico.

 

En la tierra, la madurez espiritual significa volverse cada vez más como Cristo. Nosotros nunca vamos a volvernos exactamente como Él hasta que logremos llegar al cielo. Pero la Biblia dice que un día Dios va a terminar la tarea de madurez espiritual en tu vida y Él va a completar la obra para cada uno de nosotros. 1 Juan 3:2 “Sabemos que cuando Cristo venga de nuevo, seremos semejantes a El,  porque le veremos tal cual Él realmente es.”   En el momento que ves a Cristo cara a cara, vas a ser instantáneamente transformado para ser como Cristo en carácter.

 

Así que las primeras dos metas de Dios para tu vida: Que puedas tener una relación con Él y segundo, que seas como Él–específicamente como Jesucristo.

 

                3. El propósito de Dios también es que fuimos creados para servir al propósito de Dios. Efesios  2:10 “Somos hechura de Dios,  creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales el planeó de antemano a fin de que las pongamos en práctica.”   Llamamos a este la vida con propósito conducido, nos creo para que vivamos una vida que se edifica en los propósitos de Dios.

 

                4. Finalmente, la Biblia dice que fuimos creados para vivir eternamente. Un día tu cuerpo se va a  agotar y tu corazón se va a detener. Pero no va a ser tu final.   Vas a seguir viviendo. Hay  una garantía eterna en tu vida.    Los seres humanos fueron creados para durar para siempre.   Vas a durar para siempre en uno de dos lugares – el cielo o el infierno. Porque conoces a Cristo vas a ir al Cielo.   Fuimos creados para durar de esa manera. La Biblia dice en Eclesiastés 3:10, “Él ha plantado eternidad en el corazón humano.” La Biblia nos dice en Efesios 1:10, “Éste es Su propósito que cuando el tiempo sea cumplido Él nos reunirá a todos para estar para siempre con Él en Cristo.” Si quieres saber cómo el mundo va acabar, aquí tienes la respuesta. Dios lo dice claramente. Él va a reunir todos Sus hijos para que estén para siempre con Él en Cristo.

 

Fuimos creados para tener una relación con Dios, fuimos creados para ser como Dios, como Jesucristo, fuimos creados para servir al propósito de Dios mientras estamos aquí en la tierra;  fuimos creados para durar para siempre.

 

En resumen: Esta vida es la preparación para la eternidad. Es el acto de preparación, el ensayo del vestido, el jardín de infantes que dura 60, 70, 80 años antes de entrar en la demostración real.

¿Qué quiere Dios que yo haga? Cuatro cosas:

 

                1. Admite. He aquí lo que significa ser un Cristiano. Usted puede ser miembro de la iglesia. Puede haber sabido de Dios toda su vida. Se puede haber preguntado, "¿Soy realmente Cristiano?" Quizá has tenido dudas sobre eso. Usted puede saber con seguridad esta noche. No quiero que ninguno salga de aquí esta noche sin saber con seguridad que ha resuelto ese problema. Primero admite. Yo admito que Dios no ha tenido el primer lugar en mi vida y le pido que perdone mis pecados. "Si nosotros confesamos nuestros pecados Él es fiel y justo para perdonarnos y limpiarnos de toda maldad."

 

                2. Cree. Yo creo que Jesucristo murió para pagar por mis pecados y Él resucitó y está vivo hoy. "Si usted confiesa que ese Jesús es su Señor, y cree en su corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo." Dibuja un círculo en la palabra "serás." No dice que usted podría ser. No dice que usted puede esperar ser. Dice que usted será.

 

Muchos Cristianos pasan toda su vida preguntándose, "¿Realmente tengo que darle mi vida a Cristo? ¿Realmente voy a ir al cielo?" Ellos dudan de su salvación vez tras vez. Usted necesita establecerlo esta noche. Si usted invoca el nombre del Señor Él dice, "Yo lo haré." Dios no miente. No importa cómo usted se siente. Los sentimientos vienen y van. Un día, enfrente de un grupo de personas yo dije dos palabras a Kay que cambiaron mi vida, "lo haré." En el momento no tenía idea de lo que estaba haciendo. El resto de mi vida me he pasado cumpliendo las implicaciones de esas dos palabras, "lo haré." Mientras Kay y yo viajamos en nuestra luna de miel le dije, "No siento que estoy casado." Ella dijo, "No importa si usted lo siente o no. ¡Usted está casado!"

 

Hay algunos días que no me siento que soy salvo. ¿Pasa eso en la vida de usted? Hay algunos días que no me siento como un Cristiano. Los sentimientos vienen y van. Lo que importa es lo que Dios dice, "Yo lo salvaré si hace lo que digo y me invita que entre en su corazón."

 

                3. Acepte la dádiva gratis de Dios, la salvación. No intente ganarla. "Es por gracia que usted se salva por medio de la fe y no es por ustedes mismos. Es el regalo de Dios. No por obras para que nadie se vanaglorie." ¿Se puede imaginar, si usted pudiera ganar su camino al cielo, que tan repugnante éste sería? Si usted pudiera ganar su camino al cielo, todos estarían presumiendo cómo fue que llegaron allí. "¡Yo estoy aquí porque ayudé a una señora anciana a cruzar la calle!" "Estoy aquí porque yo era como la Madre Teresa." No, usted no llega allí por su propio esfuerzo. Usted llega allí aceptando la dádiva gratis de Dios.

 

Página 8. Nuestra relación con Cristo no es restaurada por nada que nosotros hacemos, sino en base a lo que Jesucristo ya hizo por nosotros en el Calvario.

 

                4. Invita a Jesucristo para que entre en mi vida y sea el director o Señor de mi vida. ¿Ha visto usted esas tiendas que dicen, "Bajo nueva administración?" Yo pienso que cada nuevo Cristiano debe llevar ese rótulo durante un mes. Eso es lo que significa ser un Cristiano. Estoy bajo una nueva administración. Ya no soy yo quien da órdenes en mi vida. Jesucristo es el gerente de mi vida. Él es el Jefe Ejecutivo, lo máximo. Él es el Presidente, el patrón. Él es el director de mi vida.

 

"A todos los que le reciben, les da el derecho de ser hijos de Dios. Todo lo que nosotros necesitamos hacer es confiar en Él para salvarnos. Todos aquéllos que creen son renacidos. No de un renacimiento físico pero de la voluntad de Dios." Dibuje un círculo en "recibieron" y "creen." ¿Qué significa ser un Cristiano? Usted debe creer y debe recibir.

 

Digamos que, sin Jesucristo va dirigiéndose al infierno. Aquí, usted es un hijo de Dios dirigiéndose al cielo. Cómo se llega de uno al otro. Usted camina por un puente. ¿Y quién es el puente que está encima del abismo? Jesucristo. ¿Cómo cruza el puente? Usted debe creer y recibir.

 

Si yo le preguntara esta noche, "¿Dónde está usted a lo largo de ese puente?" Algunos de ustedes dirían, "Yo creo en Jesucristo. Pero no sé si yo lo he recibido alguna vez en mi vida." Yo diría, Felicitaciones. ¡Usted está a mitad del camino! Lo que necesita hacer es invitarlo a entrar en su vida. ¿Cómo hace eso? ¡Jesús dice, "Escuche! Yo estoy a la puerta [de su corazón] y llamo. Si usted oye Mi voz y abre la puerta, yo entraré."

 

Usted puede seguir estos pasos orando una oración simple de compromiso a Dios. Si nunca ha resuelto este problema o si siempre ha tenido dudas, "¿Soy yo realmente un Cristiano? ¿Sé yo con seguridad que voy al cielo?" Usted puede saberlo con seguridad esta noche, haciendo lo que Cristo ha dicho, orando esta oración con sinceridad en su corazón: "Amoroso Jesús, gracias por haberme creado y amado aun cuando yo lo he ignorado y he ido en mi propio camino. Comprendo que te necesito en mi vida y me siento mal por mis pecados. Te pido que me perdones. Gracias por morir en la cruz por mí. Por favor ayúdame a que entienda mejor. Mientras sepa cómo, yo te seguiré de hoy en adelante. Por favor entra en mi vida y hazme una nueva persona. Acepto tu dádiva de la salvación. Por favor ayúdame a que crecer como un Cristiano. Amén."

La Biblia dice, "Todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo." ¿Invocó usted el nombre del Señor? Dios dice que si usted invoca el nombre del Señor usted se salvará. ¿Mentirá Dios? ¿Entonces usted es salvo? Sí. Si usted sinceramente dijo eso en su corazón. No es cómo se siente, sino lo que es real. Y lo que es real es un compromiso con Cristo. Usted no lo entiende todo. ¿El día que nació, entendió todo sobre el mundo? Cuando es "renacido espiritualmente" usted no entiende todo sobre la vida Cristiana. Usted no espera que un bebé Cristiano pueda levantarse y correr en un maratón o puede ser un Billy Graham. Usted tiene que crecer como un Cristiano.

 

Si usted hizo esta oracion por favor escribame a:

israel3mx@hotmail.com

 

Imagen de Osman Lopez
Re: Tengo miedo
de Osman Lopez - miércoles, 14 de marzo de 2007, 20:45
 

Mi querida Karla.

Si  reconoces que la oración tiene poder, es porque reconoces que existe un Dios. y por la tanto si siente miedo es porque existe el Diablo, toda duda, todo miedo, angustia, temor, ansiedad, soledad, depresión, etc.  No provienen de Dios.  Si usted se está acercando más a los caminos de Dios el Diablo tratará de atormentarla por todos los medios, especialmente por nuestras debilidades, y en su caso es el temor a perder un examen de matemáticas.

Pero hay buenas noticias, usted sabía que con sólo usar el nombre de nuestro Señor y Salvador usted puede contra-atacar los dardos del enemigo?  Ore con migo y hágalo con Poder con fe, con confianza y seguridad para poder decir, --Diablo mentiroso quita tus manos sucias de la propiedad de Dios, Yo soy propiedad de Dios y tu Diablo mentiroso no tienes parte ni suerte, ni en mi vida, ni en mis pensamientos, así que en Nombre de Jesucristo te ato y te hecho fuera de mi mente, fuera de mí vida, fuera de mi hogar, y te envió a las profundidades del abismo donde es tu morada.  Soy libre, porque la sangre de Cristo me ha libertado, me ha limpiado, y le pertenesco al Dios vivo Jehóva de los ejercitos,  reemplazo todo temor, por alegría, toda duda por gozo, todo miedo, por certeza y seguridad. Gracias Señor Jesucristo por salvarme, por perdonarme y por hacerme una nueva criatura. Mi alma te alaba y te glorifica. Gracias Padre Santo por tu infinito amor, y Gracias Espíritu Santo por guíarme, por redargüirme, y por acercarme más y más a Ti, en el nombre de mi Señor Jesucristo te doy las gracias Padre Santo. Amen.

Recuerde que sólo tenemos una vida y no permita que un simple examen de matemáticas le quite el gozo, y el sueño. Usted menciona que le da vergüenza hablar con su maestro. Le aconsejo que mejor hable con el maestro de maestros nuestro Señor Jesucristo, El le dará la respuesta correcta, y la ayuda necesaria. Oportunidades en la vida hay muchas, oportunidades para entrar al cielo sólo hay una. Aprovechémosla. Ahora.

Dios te bendiga y sigue adelante, no temas ni desmayes porque Jehová tu Dios estará contigo a donde quiera que vayas.

Osman López