Imagen de Lourdes Rangel
Re: ORACION PARA ENCONTRAR MI MINISTERIO
de Lourdes Rangel - miércoles, 23 de agosto de 2006, 11:54
 

Rubiela Hurtado,

           Apreciable hermana en Cristo Jesús. Le bendigo donde quiera que usted se encuentre. Esta mañana ministraba a una hermana, mientras la computadora a trabes de un sonido me avisa que tenia un nuevo mensaje. Al terminar de ministrar a la hermana, leí su e-mail; y este toco mi corazón. Amada hermana en Cristo Jesús, como decirle, como expresarle, como afirmarle que usted ha sido llamada por Dios. Ciento un mover de Dios muy fuerte en mi corazón, este me da testimonio de lo que El esta haciendo en su vida. Hay una unción que Dios ha puesto en su ser, no busque mas mi hermana. No pierda mas tiempo, no derrame mas lagrimas; mejor gócese porque Dios le ha ungido para sanar a los enfermos y quebrantándoos de corazón. El Espíritu Santo me guía a ministrarle con Su palabra.

           “El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; 2a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; 3a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. 4Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones”. I saías 61:1-4.

          Es usted una sierva de Dios. No pierda más tiempo, prepárese y sírvale al Señor. No espere a que su pastor le diga si es usted o no es una sierva; usted haga algo por Dios. Siento en mi corazón decirle, que hay una unción en su vida para ministrar a los enfermos, y dolidos de su corazón. Comience ahora mismo, vaya a los hospitales, a donde usted voltee, encontrara gente necesitada de amor, de afecto, enfermos del alma, enfermos de su corazón, enfermos de salud física y mental. Le animo a que se levante, no deje para mañana lo que hoy puede hacer para Dios. Cada día perdido, es un alma menos para Dios. No hay tiempo que perder, si Dios esta con usted, quien contra usted. Levántese, y vaya, estoy segura que Dios tiene mucho pueblo a quien usted podrá ministrar. Le bendigo en el nombre de Jesús. Va usted por muy buen camino... Bendiciones.

I.B.H.V.

Lourdes Rangel Ministries

cristoenmi@sbcglobal.net