Imagen de john de jesus estias
El fruto
de john de jesus estias - viernes, 1 de junio de 2007, 13:35
 

Han pasado 2,000 anos de lucha, terror, guerra y sufrimiento por toda la humanidad. Han pasado por plagas y genocidios, abusos y descrimen, mas el pueblo de Dios a traves de los tiempos ha experimentado la bondad de un Dios que venda heridas y consuela al desconsolado, alienta al cansado e inspira al mas debil, convirtiendolo en un heroe de la fe. No ha sido producto de bendicion sino del sufrimiento, todos sufrieron el no recibir lo prometido, cada lagrima intensificaba el deseo de recibir lo imposible y cada pesadilla solo resultaba en mas suenos que los llevaba de victoria en victoria. Llevados por la mano de Dios hacia el desierto, no tenian donde gastar su dinero, no tenian donde hacer uso de  sus experiencias, no tenian donde refugiarse fuera de la columna de nube que los llevaba de lugar en lugar.

Marchar o morir, sentir el calor del dia y el frio de la noche, hallar agua en las rocas, el ver a los malvados ser llevados por la inundacion repentina, el sobrevivir en medio de los juicios. Mas la mano que los lleva hacia el desierto los saca, la perdida se convierta en ganancia, el ser derrotado se ha convertido en victoria.

Acabo el sufrimiento, regresa la bonanza, la preciosa semilla sembrada en lagrimas se ha convertido en una cosecha masiva de primicias y luego con las lluvias tardias, el mundo completo. El olor a desierto es inolvidable, alejada mas siempre recordada. El olor de cosecha, cada gota de lluvia tardia anuncia el gozo de una creacion abundante que pronto vera la manifestacion de los hijos del Dios viviente.