You are not logged in. (Login)
 

 

Site news

Picture of Dr. Alfonso Diaz
Celebremos Nuestro Once Aniversario.
by Dr. Alfonso Diaz - sbado, 23 enero 2016, 11:38
 
“Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al Corazón sabiduría” (Salmo 90:12)

Este salmo se puede considerar como el más antiguo de todos los Salmos. Escrito por Moisés miles de años atrás, este salmo nos enseña una enseñanza hermosa. Nos dice que es importante contar nuestros días, pues al hacerlo adquirimos sabiduría. ¿Qué nos dice nuestros días de vida? Nos recuerdan quizás todo el tiempo perdido, cuando andábamos sin el Señor. Pero también nos recuerdan todo aquello que Dios nos ha permitido realizar para el crecimiento de su obra.

La Junta de directores del Instituto Bíblico Hispano Virtual, Inc., nos regocijamos cuando contamos nuestros días, porque a través de ellos podemos ver como la visión que Dios le diera al Dr. Alberto Ortiz once años atrás sigue siendo de servicio para miles de personas a través del mundo cibernético.

Hemos alcanzado nuestros once años de existencia. Nos alegramos de poder llevar la enseñanza de la Palabra de Dios de una forma sencilla pero a la misma vez clara y sin apartarnos de nuestras convicciones cristianas. Pero eso no lo hemos logrado solos. Ustedes los estudiantes y cada uno de aquellos que en un momento u otro visitan nuestras páginas son parte de nuestra visión. Al recordar nuestro principio, no podemos dejar de darle gracias a Dios por darnos la oportunidad de compartir este ministerio con los diferentes Maestros/as que han donado voluntariamente su tiempo para hacer que el I.B.H.V.I sea una realidad.

Le deseamos a cada uno de ustedes un feliz y próspero año 2016. Que la Paz y el Amor de Dios este siempre presente en cada uno de ustedes.

Dr. Alfonso Díaz
Presidente I.B.H.V.I
Picture of Dr. Alfonso Diaz
Conmovedora Historia
by Dr. Alfonso Diaz - mircoles, 19 agosto 2015, 05:30
 
Alguien puso esta historia en mi página de Facebook y quiero compartirla con ustedes. Esta es una historia muy conmovedora.

Al regresar de la Guerra de Irak un soldado telefoneó a sus padres desde San Francisco: -"Mamá, Papá: Voy de regreso a casa, pero les tengo que pedir un favor. Traigo a un amigo que me gustaría se quedara con nosotros".

-"Claro que sí", le contestaron llenos de alegría por su regreso, "Nos encantaría conocerlo."

-"Pero hay algo que deben saber", el hijo, siguió diciendo, "mi amigo fue gravemente herido en la guerra. Pisó una mina de tierra y perdió un brazo y una pierna un ojo y quedo muy desfigurado del rostro. Sus padres ya Fallecieron. No tiene donde ir y quiero que se venga a vivir con nosotros a casa"

-"Siento mucho el escuchar eso, hijo. A lo mejor podemos encontrar un lugar en donde él se pueda quedar."

-"No, mamá y papá, yo quiero que el viva con nosotros y que seamos su familia."

-"Hijo," le dijo el padre, "tú no sabes lo que estas pidiendo. Una persona tan limitada físicamente sería un gran peso para nosotros. Tenemos nuestras propias vidas que vivir y no podríamos cuidarle adecuadamente. Yo pienso que estás demasiado afectado con ese caso. Deberías de regresar a casa y olvidarte de él. Tú amigo encontrará una manera en la que pueda vivir el solo. Además él es la responsabilidad del gobierno y puede ingresar en un lugar para veteranos de guerra. Para eso pagamos impuestos."

Al oír esas palabras, el hijo colgó el teléfono. Los padres no volvieron a saber nada de él hasta que unos días más tarde recibieron una llamada telefónica de la policía de San Francisco. Su hijo había muerto al caer de la ventana de un edificio. La policía creía que era un suicidio.

Los padres, destrozados por la noticia, volaron a San Francisco y fueron llevados a la morgue de la ciudad para que identificaran a su hijo. Con horror, descubrieron que su hijo tan solo tenía un brazo y una pierna. El representante del ejército les relató algo que el joven había querido mantener en secreto: Había sufrido los efectos de la explosión de una mina.

El mismo era el "amigo" y quería saber de antemano si sus padres de verdaderamente lo aceptarían. Lamentablemente, al percibir la negativa, se suicidó desesperado.

La desesperación y el suicidio jamás son el camino. Jesús nos ama y nos acoge tal cual somos y si le entregamos nuestra vida miserable, Él nos lleva a la casa del Padre. Pero muchas personas necesitan de nuestra acogida para comprender ese amor divino.

Los padres de esta historia son como muchos de nosotros. Encontramos muy fácil amar a quienes nos resultan atractivos, pero rechazamos a los que retan nuestro egoísmo y nos causan inconveniencias.

Hagamos un examen de conciencia ante esta historia. Pidamos a Jesús nos haga más misericordiosos.
Picture of Dr. Alfonso Diaz
Algo para meditar
by Dr. Alfonso Diaz - martes, 14 abril 2015, 12:14
 
La verdad es que no se quien escribió esta conmovedora meditación, pero cuando la leí me toco profundo al corazón.

Allí estaba, sentado en una banqueta, con los pies descalzos sobre las baldosas rotas de la vereda; gorra marrón, manos arrugadas sosteniendo un viejo bastón de madera; pantalones que arremangados dejaban libres sus pantorrillas y una camisa blanca, gastada, con un chaleco de punto tejido a mano.

El anciano miraba a la nada. Y el viejo lloró, y en su única lágrima expresó tanto que me fue muy difícil acercarme, a preguntarle, o siquiera consolarlo. Por el frente de su casa pasé mirándolo, al voltear su mirada la fijó en mí, le sonreí, lo saludé con un gesto aunque no crucé la calle, no me animé, no lo conocía y si bien entendí que en la mirada de aquella lágrima se mostraba una gran necesidad seguí mi camino, sin convencerme de estar haciendo lo correcto. En el camino guardé la imagen, la de su mirada encontrándose con la mía. Traté de olvidarme.

Caminé rápido como escapándome. Compré un libro y cuando llegué a mi casa, comencé a leerlo esperando que el tiempo borrara esa presencia......pero esa lágrima no se borraba........Los viejos no lloran así por nada, me dije. Esa noche me costó dormir, la conciencia no entiende de horarios y decidí que a la mañana volvería a su casa y conversaría con él, tal como entendí que me lo había pedido.

Luego de vencer mi pena, logré dormir. Recuerdo haber preparado un poco de café, compré galletas y muy deprisa fui a su casa convencido de tener mucho por conversar. Llamé a la puerta, cedieron las rechinantes bisagras y salió otro hombre. ¿Qué desea? preguntó, mirándome con un gesto adusto. Busco al anciano que vive en esta casa, contesté. Mi padre murió ayer por la tarde, dijo entre lágrimas. ¡Murió! dije decepcionado. Las piernas se me aflojaron, la mente se me nubló y los ojos se me humedecieron. ¿Usted quién es? volvió a preguntar. En realidad, nadie, contesté y agregué. Ayer pasé por la puerta de su casa, y estaba su padre sentado, vi que lloraba y a pesar de que lo saludé no me detuve a preguntarle pero hoy volví para hablar con él pero veo que es muy tarde. No me lo va a creer pero usted es la persona de quien hablaba en su diario.

Extrañado por lo que me decía, lo miré pidiéndole más explicación. Por favor, pase. Me dijo aún sin contestarme. Luego de servir un poco de café me llevó hasta donde estaba su diario y la última hoja rezaba: Hoy me regalaron una sonrisa plena y un saludo amable.....hoy es un día bello. Tuve que sentarme. Me dolió el alma de solo pensar lo importante que hubiera sido para ese hombre que yo cruzara aquella calle. Me levanté lentamente y al mirar al hombre le dije: Si hubiera cruzado la vereda y hubiera conversado unos instantes con su padre.....Pero me interrumpió y con los ojos humedecidos de llanto dijo: Si yo hubiera venido a visitarlo al menos una vez en este último año. Quizás su saludo y su sonrisa no hubieran significado tanto.

Si hubiera......si hubiera......si hubiera....... Cuántas veces esas dos palabras han estado en nuestros labios. Tomemos la decisión de aprovechar cada oportunidad para amar, compartir y edificar a otros. Hoy......mañana puede ser muy tarde.

El Instituto Biblico Hispano Virtual Inc le da la mas expresiva bienvenida a nuestra nueva pagina de Estudios Bíblicos.  Esperamos que puedan disfrutar de esta bendición que Dios nos ha concedido.  Toda pregunta o sugerencia puede ser dirigida a alortiz@lidd.org.

Rev. Alberto Ortiz

Skip Online Users

Online Users

(last 2 minutes)
  • Guest User

Invitacion a un Amigo

Si esta pagina ha sido de bendicion en tu vida invita a un Amigo.  Para enviar una invitacion oprime aqui.

------------------------

Matriculas

Para Matricularse en nuestro programa certificado pulse en este enlace: Matriculas

------------------------

Donaciones

Para hacer donaciones financieras oprima el siguiente botón :

Sus donaciones permitirán que sigamos distribuyendo estos estudios por todo el mundo!

Skip Calendar

Calendar

Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 Today viernes, 29 julio 29 30
31