Usted no se ha autentificado. (Entrar)
 

 

Site news

Imagen de Dr. Alfonso Diaz
Dia De Recordacion (Memorial Day)
de Dr. Alfonso Diaz - lunes, 29 de mayo de 2017, 13:11
 

En el día de hoy, en toda la nación americana, se celebra el día de Recordación (Memorial Day). En este día los ciudadanos de esta nación rinden honor a aquellos que lucharon por mantener los ideales democráticos de esta nación. Honor a aquellos que dieron sus vidas defendiendo aquellos ideales, de los cuales ellos se sentían orgullosos. Ideales que ellos creían eran los correctos. Hombres y mujeres que creían en esos ideales y que estaban dispuestos a dar sus vidas por ellos. Hombres y mujeres que dieron sus vidas defendiendo la libertad y derechos de otros. ¡Nuestros Héroes!

El pueblo cristiano también debe tomar tiempo para recordar a los miles y miles de cristianos que ofrecieron sus vidas defendiendo sus ideales cristianos. Ideales que promueven una vida de Paz, Amor, Progreso, Felicidad y Libertad de espíritu.

No una vida pasajera, sino una vida eterna. No un Amor pasajero, sino un amor que puede sobreponerse a todas las adversidades, a todas las ideologías, a todos los roces raciales. No un progreso basado en las cosas que perecen sino un progreso que se extiende a algo mas profundo. Un progreso que nos llevara a sentarnos al lado del Rey de Reyes y Señor de Señores. No una felicidad pasajera, sino una felicidad que nos llevara a una nueva vida.

No una libertad pasajera, sino una libertad por toda una eternidad. Una libertad que nos librara de los roces sociales que están destruyendo esta nación. Una libertad que nos librara de esta vida de corrupción y nos llevara a una vida donde no existirá nada que nos pueda contaminar. Una libertad que nos librara aun de la muerte. Y entonces podremos exclamar: “Ahora sepulcro, donde esta tu victoria; Y ahora muerte, donde esta tu aguijón”.

Es tiempo que recordemos a aquellos que dieron sus vidas por estos ideales. Pero no queremos simplemente recordarlos, sino que queremos hacer nuestros esos ideales. Es tiempo que nos paremos y analicemos donde están centradas nuestras creencias. ¿Acaso son tan profundas que estemos dispuestos a sacrificar nuestra propia vida aquí en la tierra por ellas? ¿Estamos nosotros dispuestos a sacrificarnos por el bienestar de aquellos que se están levantando ahora y aquellos que han de venir luego?

Es muy bueno recordar y querer que otros se sacrifiquen y defiendan nuestros ideales. Pero también es necesario que recordemos cuales son nuestros deberes. No podemos o no debemos esperar que otros nos defiendan. No podemos esperar que otros peleen por nosotros. No podemos nosotros esperar que otros edifiquen por nosotros. No podemos nosotros alimentarnos de las raíces de otros, tenemos nosotros que echar nuestras propias raíces.

Mis queridos hermanos y hermanas en el Señor, en esta vida tú has pasado por muchísimas experiencias, unas buenas y otras quizás no muy buenas. Pero Dios te ha ayudado a pasarlas todas ellas. En este día de Recordación, has un inventario de tu vida. Pregúntate tu mismo, ¿Cómo esta tu relación con Dios? ¿Acaso te has olvidado de El? Jehová Dios le aconsejo al pueblo de Israel, en Deuteronomio 6:12, “Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, que te saco de la tierra de Egipto de casa de servidumbre”. El sigue amonestando en el versículo 18, “Has lo recto y bueno ante los ojos de Jehová, para que te valla bien”.

¿Te has puesto tú a pensar que quizás la causa principal de tus problemas sea que te has olvidado de Dios? “Conoce, pues que Jehová tu Dios, es Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones” (Deuteronomio 7:9).

Dr. Alfonso Díaz - IBHVI

Imagen de Dr. Alfonso Diaz
Bella Historia
de Dr. Alfonso Diaz - miércoles, 22 de febrero de 2017, 10:19
 
Esta bella historia fue puesta en Facebook por el Rev. Alex Roque Marquez.

Un hombre español andaba de turista en una ciudad de Noruega. Y Debido a su trasfondo religioso, quiso ver la iglesia principal de la ciudad. Mirando hacia la torre, se sorprendió al ver en lo alto la figura de un cordero.

Al preguntar el porqué de esa escultura, le contaron la siguiente historia…

Cuando estaban construyendo la iglesia, uno de los hombres que trabajaba en la torre se resbaló y cayó desde arriba. Sus compañeros lo vieron caer y, horrorizados, corrieron hacia abajo, al nivel de la calle, esperando encontrarlo muerto. Pero ¡grande fue su sorpresa y a la vez su gozo al encontrar a su compañero con vida!

¿Qué había sucedido? Un rebaño de ovejas pasaba por la calle en el momento en que él caía, y el golpe fue amortiguado por la manada. Un pequeño corderito recibió casi todo el peso del hombre, y fue aplastado en el accidente. El cordero murió, pero el hombre se salvó. En memoria del corderito, esculpieron su figura en el lugar exacto desde donde el trabajador había caído.

Hay otro Cordero que fue inmolado, pero que rara vez se le ve esculpido como tal. Se trata del Señor Jesucristo. La primera presentación pública que se hizo de Él al mundo fue como cordero.
El que hizo la presentación fue Juan el Bautista con las siguientes palabras: «¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!» (Juan 1:29).

¿Por qué no dijo Juan: «Aquí tienen al Hijo de Dios»? ¿Por qué no dijo más bien: «Aquí tienen al Salvador del mundo», o: «Aquí tienen al Rey de gloria»? ¿Por qué lo presentó como el «Cordero de Dios»?

Hay una razón muy importante. Es que Jesús, al igual que el cordero de la antigua Pascua judía, vino a realizar una muerte sustitutiva. Vino a dar su vida para que otros vivieran. Él mismo lo dijo en estas palabras eternas: «El Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos» (Mateo 20:28). Nosotros, la raza humana, escogimos el camino del pecado, y estamos condenados a la muerte eterna. Pero Jesús, el Cordero de Dios, recibió sobre sí el golpe de nuestra rebelión.

Ese golpe produjo su muerte, y esa muerte fue en sustitución nuestra. Él murió en nuestro lugar. ¿Podremos rechazar al que dio su vida por nosotros? En lugar de rechazarlo, aceptémoslo como nuestro Salvador y decidamos servirle todos los días de nuestra vida.

Bendiciones!!
Imagen de Dr. Alfonso Diaz
Un hermoso pensamiento
de Dr. Alfonso Diaz - sábado, 4 de febrero de 2017, 11:44
 
La Paz Perfecta
(Autor desconocido)

Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera en una pintura dibujar la paz perfecta. Muchos artistas lo intentaron y presentaron sus obras en el palacio del rey.

El gran día había llegado

El rey observo y admiro todas las pinturas, pero solo hubo dos que a Él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas placidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la paz perfecta.

La segunda pintura también tenía montañas pero estas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montana abajo parecía retumbar un espumoso torrente de agua. Todo esto no se revelaba para nada pacifico.

Pero cuando el rey observo cuidadosamente, miro tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido… Paz perfecta…el pueblo entero se preguntaba ¿qué cuadro elegiría el rey?

El sabio rey escogió la segunda, y explico a la gente el por qué… “Porque,” explicaba el rey, “Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz.”

Jesús nos dice que Él es nuestra paz. Nosotros, mientras hagamos las cosas a conciencia y pidiendo perdón, reparando el daño (si fuera necesario), él nos promete que nos deja paz en el corazón no importando las circunstancias que nos rodean.

“La Paz dejo, mi Paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden” (Juan 14:27).

Dr. Alfonso Díaz – Presidente IBHVI

El Instituto Biblico Hispano Virtual Inc le da la mas expresiva bienvenida a nuestra nueva pagina de Estudios Bíblicos.  Esperamos que puedan disfrutar de esta bendición que Dios nos ha concedido.  Toda pregunta o sugerencia puede ser dirigida a alortiz@lidd.org.

Rev. Alberto Ortiz

Saltar Usuarios en línea

Usuarios en línea

(últimos 2 minutos)
  • Invitado

Invitacion a un Amigo

Si esta pagina ha sido de bendicion en tu vida invita a un Amigo.  Para enviar una invitacion oprime aqui.

------------------------

Matriculas

Para Matricularse en nuestro programa certificado pulse en este enlace: Matriculas

------------------------

Donaciones

Para hacer donaciones financieras oprima el siguiente botón :

Sus donaciones permitirán que sigamos distribuyendo estos estudios por todo el mundo!

Saltar Calendario

Calendario

Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
Hoy domingo, 23 julio 23 24 25 26 27 28 29
30 31